Top
Image Alt

Harkitectura

 

Hormigón, ladrillo visto, hierro forjado, madera envejecida, y un largo etcétera. La combinación de los materiales anteriores consiguen crear un estilo industrial, equilibrado y estético, que aporta la funcionalidad necesaria y la belleza de este tipo de estilo.

Seguramente tu mente al escuchar estilo industrial se traslada a un apartamento de un rascacielos de Nueva York, y así es. El estilo industrial tiene sus orígenes en los loft de Nueva York. Se suele asociar a los grandes ventanales, colores en su mayoría fríos y oscuros, uso de metales, vigas a la vista, y lo más destacable del estilo industrial, espacios abiertos y bien comunicados.

 

El estilo industrial es también conocido como estilo urbano, es un estilo decorativo que se basa en la arquitectura típica de la industria. Este tipo de arquitectura es típica de la industria, se trata de un trabajo sin pretensiones ni acabados homogéneos. Su atractivo se basa en las estructuras y los materiales empleados.

Este estilo puede tener ciertos matices del estilo retro o vintage, como muebles antiguos, restaurados, etc.

 

¿Cómo conseguir el estilo industrial?

Desde Harkitectura queremos facilitaros la labor, y os vamos a realizar una serie de recomendaciones para conseguir que vuestros hogares respiren el estilo industrial que tanta fama ha alcanzado en los últimos años.

 

Espacios abiertos y diáfanos

Una de las principales características que debe tener tu hogar para ir acorde con el estilo industrial son los espacios abiertos. 

La sensación de espacios abiertos y diáfanos es un pilar básico del estilo industrial. 

 

Grandes ventanales

Es fundamental contar con grandes ventanales por los que entre luz natural suficiente para dar calidez a nuestro hogar.

No debemos tapar los ventanales con cortinas debido a que rompería la estética que estamos buscando. En caso de querer usar algún tipo de cortina se recomienda el uso de estores. 

Iluminación 

La iluminación es un aspecto fundamental del estilo industrial. Debe predominar la luz natural. 

En el caso de no contar con suficiente luz natural, podemos optar por utilizar lámparas colgantes, preferiblemente de acabados metálicos.

La temperatura de la bombilla es muy importante, debemos optar por bombillas cálidas.  

 

Mostrar vigas y cañerías

Tradicionalmente, las vigas y las cañerías siempre se han intentado ocultar en los hogares. Los aspectos que otros estilos siempre han considerado como desperfectos que debían ser ocultados, en el estilo industrial son aspectos a destacar.

Ensalzar las vigas de una obra o las cañerías de un hogar dan un toque de identidad especial. 

 

Paredes de ladrillo vista

Otra manera de conseguir un estilo industrial en tu hogar es usando el ladrillo vista.

Existen varias opciones para usar el ladrillo vista. Podemos optar por dejarlo en su color natural o pintarlo de tonos claros, como por ejemplo en blanco.

Lo importante no es perseguir la perfección de este tipo de paredes, la esencia del estilo industrial se basa en acabados imperfectos. 

Además, no es necesario que sean ladrillos de verdad. Hoy en día existen muchísimas opciones de papel decorativo con textura, que imita a la perfección al ladrillo.

 

Uso de metales

El metal en todas sus versiones es un básico en el estilo industrial. El metal más usado es el acero.

Este material puede usarse de formas muy variadas, desde sillas, muebles, accesorios o lámparas.

Este material cumple uno de los principios básicos del estilo industrial. La desnudez de los elementos. 

No obstante, se trata de un material muy frío por lo que se suele acompañar de madera, que aporta una mayor calidez. De esta manera, se crea armonía en el ambiente  de forma perfecta.

Paleta de colores

La paleta de colores del estilo industrial es el blanco, los tonos tierra, grises y negros, etc.

 

Post a Comment